Archivo de la categoría: 1 – Mente

Categoria para el nuevo blog

Curiosidad

Poco se habla sobre la curiosidad en la práctica. Sin embargo la actitud curiosa es fundamental porque es la base para el autoconocimiento de nuestros motivos y valores, de nuestros pensamientos, reacciones y emociones.

BreLaRow on Fickr

BreLaRow on Fickr

La curiosidad es un mecanismo básico en el aprendizaje del ser humano. Cuando pensamos en curiosidad lo asociamos inmediatamente la figura de los niños, su forma de ver el mundo, su frescura y sus arquetípicos “porqués”. Al igual que los niños observan el mundo, nosotros podemos invocar esa curiosidad para observar aquello que surge en la meditación.

Lee el resto de esta entrada

Afinar la atención

La atención en la respiración a medida que practicamos nos permite afinar y darnos cuenta de mas detalles acerca de nosotros mismos. Esto en sí mismo nos aporta mucho conocimiento acerca de nuestra manera de reaccionar o responder a las situaciones de la vida.

image

Cuando comenzamos la práctica es útil ir afinando nuestras capacidades de atención. No sólo nos vamos haciendo conscientes de la respiración en nuestro cuerpo si no que también vamos poco a poco a ser conscientes de la calidad de nuestra atención.

Lee el resto de esta entrada

Practicando la respiración

Cuando leo artículos sobre Mindfulness veo que todos hablan de la respiración. Incluso en los artículos que hablan indirectamente sobre la meditación (como por ejemplo en los que se habla de cómo reducir la ansiedad o cómo lidiar con las emociones negativas) se menciona la atención a la respiración como un ejercicio básico.

Hoy quiero compartir con vosotros una forma de practicar la atención en la respiración. Son una serie de instrucciones sencillas que utilizo para guiar a los que no conocen este mundillo y que pueden ayudaros también a tener un encuentro diferente con la respiración.

Lee el resto de esta entrada

La meditación en la era pretecnológica

¿Creéis que hoy es más complicado meditar que en la antigüedad?

Puede que sea impresión mía pero por el tono de muchas lecturas sobre mindfulness, artículos en compartidos en linkedin o twitter, da la impresión de que la tecnología es un obstáculo añadido a la meditación.

En muchos sitios leo que nuestra atención hoy está mucho más dispersa, reclamada por diferentes aparatos, y que tenemos un ritmo estresante que nos lleva a no poder desconectar.

Creo que esto es cierto, y sin embargo, no creo que en el siglo XII se meditara mejor.

Lee el resto de esta entrada

Pensar sin pensar

 

El otro día me decía un amigo interesado en la meditación, que encontraba bastante difícil eso de sentarse y dejar la mente en blanco. Decía que era una persona muy inquieta y nerviosa y que no sabía cómo iba a poder aguantar una clase de meditación simplemente prestando atención a la respiración.

image

Pamla eisenberg on flickr

Esta pregunta es bastante recurrente con la gente que se inicia en la meditación y hay muchas formas de responder. A mi me gusta recordar que la meditación tiene que ver más con ejercitar la atención que con mantener la mente en blanco.

Lee el resto de esta entrada

Dinero y Meditación

Daniel me ha dejado una pregunta que me ha hecho pensar bastante sobre un tema delicado: la relación entre el dinero y la espiritualidad.

Os copio el comentario:

Hola a todos,

Tengo una “duda existencial” desde hace mucho tiempo y no le he encontrado respuesta. Tiene que ver sobre las personas que dan cursos sobre espiritualidad y cobran un dinero, a veces excesivo, y otras se enriquecen con estos cursos. A veces, hablan que este dinero va a alguna fundación de la que es dificil saber si en realidad esto es algo veráz.
Entiendo que el dinero vaya destinado al mantenimiento de un recinto o local, pero no entiendo que la gente gane dinero con ello.

Yo siempre he entendido la espiritualidad como algo completamente aparte del lucro, y nunca me ha inspirado nadie que me cobre por un curso de espiritualidad un dinero. En realidad me han interesado muchos cursos sobre temas espirituales y no he acudido porque no me fío cuando me cobran. No tengo problemas económicos y lo podría pagar, pero no me inspira ninguna confianza.

Alguien opina igual que yo, me gustaría saberlo

saludos

Mientras estaba escribiendo la respuesta, me he dado cuenta de que es más una entrada que una respuesta a un comentario, así que aprovecho este espacio para hablar de este tema.

Lee el resto de esta entrada

Dopamina

Observa a tu alrededor sin intención y verás que el mundo carece de dirección.

No hay abajo ni arriba, dentro y fuera es una ilusión

Los significados son creaciones nuestras. Nuestros pensamientos están dirigidos a objetivos. Pero cuando abandonamos los pensamientos, abandonamos los objetivos, abandonamos la dirección.

Es entonces cuando todo se muestra como es.

Lavamos los platos por lavar los platos.

Nos vestimos por estar vestidos.

No hay dirección, no hay un motivo escondido.

Sin dirección y sin motivo no hay fracaso ni éxito.

Sólo hay.

La postura de meditación (II)

Estamos gobernados por nuestra mente para todo lo que hacemos. Desde que nos levantamos hasta el final del día pensamos en las cosas que tenemos que hacer, o en lo que nos ha ocurrido, o en nuestros problemas cotidianos, lo que quiere decir un flujo de pensamientos casi constante. Sin embargo, usamos nuestro cuerpo para vivir en el mundo. Nuestros sentidos reciben la información del mundo y usamos nuestro cuerpo para movernos e interactuar con la realidad.

.

Image courtesy of stockimages / FreeDigitalPhotos.net

Image courtesy of stockimages / FreeDigitalPhotos.net

Pasamos gran parte de nuestra niñez aprendiendo a comprender las señales que nos dan información de nuestro entorno, y también de nuestro propio cuerpo. Los niños muy pequeños pasan de estar totalmente despiertos a totalmente dormidos. Habitualmente no se dan cuenta de que tienen sueño. Cuando se vuelven especialmente irritables o refunfuñones, son los padres los que dicen, “le está entrando sueño” y comienzan así el ritual de irse a la cama. Podríamos decir que los niños van aprendiendo a descodificar mensajes conceptuales (el significado de la palabra “mesa”), los estímulos externos y los estímulos internos o propioceptivos. Sin embargo, llega un momento en que el aspecto interno queda relegado a un segundo plano, y así permanece durante gran parte de nuestra vida.

.

Normalmente no somos conscientes del impacto que el mundo tiene en nuestro cuerpo. Solo prestamos un cierto grado de atención cuando el cuerpo se resiente. Si tu trabajo se realiza sentado frente a un ordenador, es probable que la mano que maneja el ratón este efectuando una serie de movimientos mecánicos de continuo. Esto impacta sobre el brazo y el hombro, que en estos entornos es más propenso a desarrollar contracturas por la postura. Ese esfuerzo extra del hombro suele estar acallado por el ruido continuo del pensamiento, hasta que la contractura se hace más evidente y nos “habla” más alto que nuestros propios pensamientos.

..

Durante la meditación, y en las primeras etapas de un programa de meditación como el mindfulness, bajamos el volumen de los pensamientos. Es aquí cuando empezamos a escuchar a nuestro cuerpo y nos damos cuenta de los dolores o incomodidades que tiene.

..

Lee el resto de esta entrada

La postura de meditación (I)

 

“Mente Zen, Mente de Principiante” comienza hablando acerca de la postura que se debe adoptar durante la meditación.

“Cuando te sientas en la posición del loto completo, tu pie izquierdo está sobre tu muslo derecho y tu pie derecho está sobre tu muslo izquierdo. Cuando cruzamos las piernas de ese modo, aunque tenemos una pierna izquierda y una pierna derecha, las dos se han vuelto una. La posición expresa la unidad de la dualidad: no dos y no uno. Esta es la enseñanza más importante: no dos y no uno. Nuestro cuerpo y nuestra mente son no dos y no uno. Si piensas que tu cuerpo y tu mente son dos, te equivocas; si piensas que son uno, también te equivocas.”

Lee el resto de esta entrada

Mindfulness para aprender

Muchas veces hablamos entre nosotros de las “horas de cojín” como los pilotos hablan de las horas de vuelo o los actores de las “tablas” que tienen. Practicar meditación es tan importante que yo, muchas veces, simplemente hablo de “la práctica” a lo largo de estas entradas. Y es que no importa tanto que hagas vedanta, zen, yoga o mindfulness, siempre y cuando practiques a menudo.

Danilo Rizzuti

 

En cierto modo, las horas de cojín no son solo metafóricas sino que notas realmente sus efectos, y, para el que lleva tiempo meditando, la ausencia de práctica se nota tanto como para el atleta que lleva tiempo sin ejercitarse.

 

 

La meditación continuada, si se realiza correctamente, va cargando gota a gota una especie de “reserva mindful” que luego notas en ciertos momentos de tensión, de inseguridad o de tristeza. Es entonces cuando te das cuenta de que no reaccionas igual que antes, que esas emociones negativas no te arrastran de la misma manera. Lee el resto de esta entrada