Archivos Mensuales: enero 2014

La postura de meditación (I)

 

“Mente Zen, Mente de Principiante” comienza hablando acerca de la postura que se debe adoptar durante la meditación.

“Cuando te sientas en la posición del loto completo, tu pie izquierdo está sobre tu muslo derecho y tu pie derecho está sobre tu muslo izquierdo. Cuando cruzamos las piernas de ese modo, aunque tenemos una pierna izquierda y una pierna derecha, las dos se han vuelto una. La posición expresa la unidad de la dualidad: no dos y no uno. Esta es la enseñanza más importante: no dos y no uno. Nuestro cuerpo y nuestra mente son no dos y no uno. Si piensas que tu cuerpo y tu mente son dos, te equivocas; si piensas que son uno, también te equivocas.”

Lee el resto de esta entrada

Mindfulness para aprender

Muchas veces hablamos entre nosotros de las “horas de cojín” como los pilotos hablan de las horas de vuelo o los actores de las “tablas” que tienen. Practicar meditación es tan importante que yo, muchas veces, simplemente hablo de “la práctica” a lo largo de estas entradas. Y es que no importa tanto que hagas vedanta, zen, yoga o mindfulness, siempre y cuando practiques a menudo.

Danilo Rizzuti

 

En cierto modo, las horas de cojín no son solo metafóricas sino que notas realmente sus efectos, y, para el que lleva tiempo meditando, la ausencia de práctica se nota tanto como para el atleta que lleva tiempo sin ejercitarse.

 

 

La meditación continuada, si se realiza correctamente, va cargando gota a gota una especie de “reserva mindful” que luego notas en ciertos momentos de tensión, de inseguridad o de tristeza. Es entonces cuando te das cuenta de que no reaccionas igual que antes, que esas emociones negativas no te arrastran de la misma manera. Lee el resto de esta entrada